Logo

Nuestra misión es la misma de Jesús sacerdote y víctima, que fue enviado para salvarnos y santificarnos por el don de su Espíritu.

Como apóstoles del Espíritu Santo y de la Cruz, somos enviados a extender el reinado del Espíritu Santo, construyendo el Pueblo Sacerdotal, generando procesos de santidad e impulsando el compromiso de solidaridad. En este marco integramos nuestros destinatarios – especialmente los sacerdotes-, obras y medios característicos.